dissabte, 14 d’abril de 2012

Los pavimientos hablan de Tarraco

Imaginar las tres plazas romanas mientras uno pasea por la Part Alta de Tarragona es el ejercicio que proponen Jordi Segura, arquitecto de la Direcció General d’ Arquitectura de la Generalitat y Joan Menchón, arqueólogo municipal. Y es que mirando el suelo, el pavimento y los diferentes colores de las losas, así como su colocación, se puede entender de una manera didáctica qué dimensión tenían las tres plazas de Tàrraco . Con un poco de imaginación -y con ayuda de las losas podemos viajar en el tiempo y descubrir si nos encontramos en el Circo, el Fòrum Provincial o en el Recinto de Culto.

Las tres terrazas romanas se entienden como un conjunto en la Tarragona actual, pero a la vez tienen pavimentos de materiales y colores diferentes, porque cada una de estas terrazas tenía un uso y una función determinada en época romana. De esta manera se puede viajar a Tàrraco a partir de la Tarragona actual.




Jordi Segura explica que hay tres pavimentos genéricos, que corresponderían a la Plaça de la Font (Circo), otro en la Plaça del Rei (Fòrum Provincial) y un tercero en el Pla de la Seu (Reciente de Culte). De esta manera, el pavimento marca si uno se encuentra dentro del circo, o del Fòrum Provincial o en el Recinte de Culte. Así, el pasado romano y el presente de Tarragona se integran en un mismo espacio público. Paseando por la Part Alta con vista de rastreador y mirando el suelo, aún se puede apreciar mucho más. En el espacio catalogado dentro del recinto de las murallas, pero fuera de las tres terrazas, hay otro tipo de pavimento diferente.