dimarts, 1 de maig de 2012

Las gradas superiores del circo tendrán dos niveles de paso

Los trabajos que se realizan en la calle del Enrajolat integrarán los restos romanos en las necesidades de laTarragona actual

Poco a poco la calle del Enrajolat va cogiendo forma, y cuando el proyecto esté completamente terminado, la calle, situada en la Part Alta de Tarragona, parecerá otra. Y es que los restos romanos y las necesidades de nuestro tiempo actual convivirán en armonía.

Esto,que muy bien podría ser uno de los retos en la arqueología contemporánea –ya que nosiempre puede conseguirse–, parece que en esta ocasión se conseguirá con el proyecto de la calle del Enrajolat de Carles Brull, arquitecto redactor y director facultativo de la obra. Así, la solución que se ha encontrado es singular.

Si las obras avanzan según el calendario previsto, entre amyo y abril se podrían terminar el trabajo y abrir la calle. La calle del Enrajolat tendrá dos niveles de paso (4 y 5 en el dibujo), uno superior y otro inferior.




proyecto de la calle

del Enrajolat de Carles Brull

 
A través del nivel superior se tendrá acceso a los edificios de la calle y también circularán losvehículos de servicios, cuandosea necesario.La calle tendrá también una nueva rasante,que se encontrará a un nivel inferior (4 enel dibujo).Se ha optado por poner un pavimento de piedra que protegerá los restos del visorium conservados.Desde esta zona inferior, igual que desde la superior, se podrá contemplar la restitución de un pequeño muro de coronamiento de las gradas y del nivel original del visorium (3 en el dibujo). Sólo se podrá contemplar, ya que una valla delimitará el acceso y protegerá el área arqueológica.La futura valla tendrá una estética completamente diferente y será de un material aún no definido, pero que dejará atrás la vergonzosa valla que había hasta ahora. También se dejará visible (2) la parte aparecida con el derribo del muro de la antigua Casa del Militar.

Finalmente,en la parte inferior se podrán ver las gradas del circo romano (1), que quedaránmás integradas en la calle.

Este proyecto está aprobadopor la Comissió de Patrimoni Cultural de la Generalitat, el Área de Patrimoni del Ayuntamiento de Tarragona e Incasòl. «La solución de este proyecto es peculiar; ni los restos romanos han condicionado el funcionamiento de la calle, ni tampoco la misma calle condicionará los restos», explica Imma Teixell, arqueóloga municipal. «Es un proyecto de una gran sensibilidad,y sobre todo, muy didáctico», añadeTeixell.

Se realizó un cambio en el alcantarillado–entre otros servicios–que se tenían que modificar en la calle del Enrajolat y, como ya imaginaban los arqueólogos, en la zona que han levantado se escondían partede las gradas superiores del circo. Los arqueólogos sabían que si se intervenía en esta zon aaparecería el visorium (la parte superior plana encima de las gradas del circo).Yasí fue.

El circo romano de Tarragona es el más importante a nivel de conservación,y fue uno de los puntos claves para que concedieran aTarragona la distinción de Patrimoni Mundial de la Humanitat.